Together we stand, divided we fall!

pink floyd

El jueves por la noche fuimos con mi esposa al concierto de la banda Off The Wall, tributo a Pink Floyd.  Llegamos cuando ya estaban tocando los teloneros, una banda que tocó varios covers de rock.  La banda no tocaba mal, pero el exceso de volumen era un poco molesto y no se entendía nada de lo que cantaban, así que fue un alivio para nuestros oídos cuando terminaron de tocar.  Luego de una espera un poco larga, empezaron a sonar las notas de Shine On You Crazy Diamond… Lo primero que se sintió, además de la piel erizada, fue el sonido mejor ecualizado y el volumen de la música mucho más agradable.  Al principio me sentí un poco decepcionado, pues esperaba que la canción dedicada a Syd Barrett y las canciones que vinieron después sonaran exactamente como en los discos. Si, acepto que fui un poco ingenuo, pero tenía derecho a esperar lo mejor, no creen?  Lo que debo reconocer es que conforme se fue desarrollando el concierto la banda empezó a tocar mejor.

Después de unas cuantas canciones, mi esposa comprobó algo que yo ya sabía: varias de las canciones de Pink Floyd son deliciosas para dormir!  No creo que esto deba tomarse como una falta de respeto para los músicos, es más, deberían de sentirse halagados, pues quiere decir que su música es melodiosa y agradable 🙂

La banda está integrada por tecladista, bajista, 1a guitarra, 2a guitarra, bateriísta, saxofonista y una corista que parecía que su única gracia era un bailadito como el movimiento de una campana, pero ella resultó ser una de las mejores sorpresas de la noche.  Las voces principales se las dividían entre el tecladista, el bajista y el 1a guitarra y es justo decir que los tres cantan muy bien.  Como músicos, me pareció que los  mejores fueron el bajista y el bateriísta y un poco detrás el 1a guitarra.  Los más flojos fueron el tecladista y el saxofonista, éste último me pareció muy malo, mejor lo hubieran  dejado en Europa y contratado acá a Arturo Xicay o al Tico de Malacates! 😀  El 2a guitarra pues, como su nombre lo indica, está destinado a ser secundario, incluso en las crónicas de conciertos a menos que sea el vocalista, pero este no era el caso (esto lo digo por experiencia propia, pues siempre me he considerado 2a guitarra).  Ahora, les conté hace un momento que la corista del bailadito simpático fue una de las sorpresas de la noche y fue debido a su magistral interpretación en The Great Gig in The Sky! No les miento cuando les digo que fue impresionante, tal vez mejor que el disco!  Sentí que la corista la interpretó de una forma más agradable, más cantada y no tan gritada como la versión original.

Al final, el cansancio hizo que nos fuéramos después de la famosísima Another Brick in The Wall, Part 2.  Me fui contento, pues tuve la suerte que la mayoría de las canciones que interpretaron fueron de los cuatros discos que más conozco de Pink Floyd: Meddle, The Dark Side of The Moon, Wish You Were Here y mi favorito The Wall.  Fue un placer poder escuchar en vivo canciones de uno de mis grupos favoritos, canciones con una música genial y con letras poderosas, a veces locas y atormentadas (gracias al genio loco de Barrett y al genio atormentado de Waters) y muchas con buenos mensajes, como Hey You que termina con la frase que da título a este post. Así que, recordemos siempre que Together we stand, divided we fall!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s